Debian  

¿Deseas adquirir los discos grabados y listos para usarse de Debian o alguna otra distribucion de linux en CD o DVD?

De esta manera podras evitarte la descarga directa y la grabacion de las imagenes a discos.

Envios a toda la republica mexicana

  Entra a nuestra tienda

FAQ de la pagina de debian

banda cuestan dinero!

¿Qué es Debian?

El Proyecto Debian es una asociación de personas que han hecho causa común para crear un sistema operativo (SO) libre. Este sistema operativo que hemos creado se llama Debian GNU/Linux, o simplemente Debian para acortar.

Un sistema operativo es un conjunto de programas y utilidades básicas que hacen que su computadora funcione. El centro de un sistema operativo es el núcleo (N. del T.: kernel). El núcleo es el programa más importante en la computadora, realiza todo el trabajo básico y le permite ejecutar otros programas.

Los sistemas Debian actualmente usan el núcleo de Linux. Linux es una pieza de software creada en un principio por Linus Torvalds y soportada por miles de programadores a lo largo del mundo.

Sin embargo, se está trabajando para ofrecer Debian con otros núcleos, en especial con el Hurd. El Hurd es una colección de servidores que se ejecutan sobre un micronúcleo (como Mach) para implementar las distintas funcionalidades. El Hurd es software libre producido por el proyecto GNU.

Una gran parte de las herramientas básicas que completan el sistema operativo, vienen del proyecto GNU; de ahí los nombres: GNU/Linux y GNU/Hurd. Estas herramientas también son libres.

Desde luego, lo que la gente quiere es el software de aplicación: herramientas que los ayuden a realizar lo que necesiten hacer, desde editar documentos, ejecutar aplicaciones de negocios hasta divertirse con juegos y escribir más software. Debian viene con más de 18733 paquetes (software precompilado y empaquetado en un formato amigable para una instalación sencilla en su máquina) — todos ellos de forma gratuita.

Es un poco como una torre. En la base está el núcleo. Encima se encuentran todas las herramientas básicas. Después está todo el software que usted ejecuta en su computadora. En la cima de la torre se encuentra Debian — organizando y encajando todo cuidadosamente para que todo el sistema trabaje junto.

¿Todo esto es gratis?

Usted puede preguntarse: ¿por qué gastará la gente horas de su propio tiempo escribiendo software, empaquetándolo cuidadosamente, y luego regalándolo? Las respuestas son tan variadas como la gente que contribuye. A algunas personas les gusta ayudar a otras. Muchas escriben programas para aprender más acerca de los computadores. Más y más personas están buscando maneras de evitar los precios inflados del software. Un grupo creciente contribuye como un agradecimiento por todo el excelente software libre y gratuito que ha recibido de otros. En las instituciones académicas muchos crean software libre para ayudar a obtener los resultados de sus investigaciones en un uso más amplio. Las empresas ayudan a mantener el software libre para poder observar cómo se desarrolla éste, ¡no hay una manera más rápida de obtener una nueva característica que implementarla uno mismo! Desde luego, muchos de nosotros sólo lo encontramos divertido.

Debian está tan comprometido con el software libre que pensamos que sería útil que ese compromiso se encontrara formalizado en algún tipo de documento. Por ello nació nuestro Contrato Social.

Aunque Debian cree en el software libre, existen casos en los que la gente quiere o necesita disponer de software que no es libre en sus máquinas. Siempre que sea posible, Debian respaldará ésto. Hay un número creciente de paquetes que tienen como única misión instalar software que no es libre en un sistema Debian.

¿Gratis? ¡Pero los CDs y el ancho de banda cuestan dinero!

Usted podría estar preguntándose: si el software es gratuito, ¿por qué tengo que pagar a un vendedor por un CD, o pagar a un ISP (un proveedor de Internet) para descargarlo? Cuando compra un CD, está pagando por el tiempo de alguien, por la inversión hecha para crear los CDs, y el riesgo (en caso de que no los pueda vender todos). En otras palabras, está pagando por el medio físico usado para distribuir el software, no por el software en sí.

Cuando usamos el término «libre», nos referimos a la libertad del software, no a que tenga que ser gratuito (N. del T.: en inglés, «free» es sinónimo de «gratuito» y de «libre»). Puede leer más sobre lo que consideramos software libre y qué dice la Fundación para el Software Libre a este respecto.